Hispania Sacra, Vol 57, No 116 (2005)

Regalismo y policía sanitaria. El episcopado y la creación de cementerios en el reinado de Carlos III


https://doi.org/10.3989/hs.2005.v57.i116.110

Antonio Carreras Panchón
Universidad de Salamanca, España

Mercedes Granjel
Universidad de Salamanca, España

Resumen


En febrero de 1781 el gobierno ilustrado inició una serie de medidas para prohibir los enterramientos en las iglesias y reintroducir la práctica de inhumar en cementerios apartados de la población. Desde el Consejo de Castilla se solicitó el parecer de los obispos de las 56 diócesis de la Península, y las islas Baleares y Canarias. La mayoría de los obispos asumieron los principios higiénico-sanitarios de los gobernantes y la existencia de normas canónicas muy antiguas en favor de los cementerios. Sin embargo muchos de ellos advirtieron de la dificultad de financiar su construcción y su temor por la disminución de los ingresos de los párrocos por derechos de sepultura. Las opiniones de los obispos estuvieron condicionadas más que por su adscripción ideológica (círculo de Mayoral, «jansenistas»), por la situación socioeconómica de sus diócesis (periferia geográfica frente al interior peninsular) y su posición personal ante las autoridades (Toledo, Barcelona, Tarazona, Orense, Osma, Málaga...).

Palabras clave


España; ilustración; obispos; cementerios; regalismo; higiene pública

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2005 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista hispaniasacra.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es